Falleció el pintor Jacinto Chicho Ruiz

PINTURA CHICHO RUIZ (2)

Por: Fausto Pérez Villareal

Hoy en horas de la mañana Falleció en la ciudad de Barranquilla Jacinto Chicho Ruiz, sus restos serán trasladados a la ciudad de Valledupar.

Jacinto Ruiz Neira nació el 2 de octubre de 1930 en Guayaquil (Ecuador). Sus padres fueron indígenas. De ahí se originó el fervor por esa raza a la que considera pura y desprovista de los vicios propios de la comunidad urbana.

Se radico en Valledupar  durante muchos años, desde ahí  realizo  un estudio de investigación de las etnias indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta,  y desarrollo su creatividad  plasmando con su pincel en el  lienzo, según su pensamiento la identidad de América

CHICHO RUIZ 5

Reconocimientos Con una amplia trayectoria, construida a partir de una serie de trabajos de un profundo impacto social de la raza indígena del continente americano, Jacinto Chicho Ruiz se sitúa entre las principales plumillas de Ecuador, su país natal, y Colombia, su país adoptivo.

A lo largo de su carrera, el ecuatoriano ha expuesto en las principales galerías de América Latina (Ecuador, Perú, Bolivia, Venezuela y Colombia). Su talento lo ha hecho merecedor de innumerables distinciones.

Reflexiones Estas son algunas reflexiones del artista Jacinto Chicho Ruiz: Soy de extracción indígena. Mis padres son Auca, civilización del oriente ecuatoriano, en la Amazonía. Mis estudios fueron dirigidos hacia la búsqueda del entendimiento de las sociedades hacia las comunidades indígenas.

Pintando al indígena, pinto la identidad de América. Y la identidad de América es el aborigen nuestro.

CHICHO RUIZ - 7

El idígena es honesto, respetuoso. Constituye el pensamiento y las reflexiones nuestras. Es la decencia, espiritualidad y la verdad.

Esas reflexiones de la sociedad de hoy van a consistir en la recuperación de la dignidad humana americana, porque el indígena genético que nosotros llevamos es la gran solución de las dignidades nuestras.

Eso equivale al equilibrio de la sociedad y es precisamente el equilibrio el que podría dar a América la gran estabilidad que nosotros estamos buscando para el mejoramiento del futuro de nuestras tierras.

El año entrante, tocaré el tema más a fondo del negro, que es la otra dignidad representada genéticamente. El negro y el indígena son las grandes posibilidades que nos dan a nosotros, porque el blanco genético y el blanco cultural que tenemos por dentro, es la enfermedad de América. Somos enfermos de blanco y llevamos ese mal desde 505 de años, desde la invasión del español.

FUENTE;  Fausto Pérez Villareal

25 de abril de 1997

IMG_20160603_141621