Valledupar turística

BALET VALLENATO

Por: Lolita Acosta

Fotos: Andry Ramos y Rafael Escalona Bolaños

Ante de ser ciudad, fue gota de agua que bajó de la sierra nevada y convertida en cristalino río fertilizó el valle donde gobernaba el indio que le dio su nombre, Upar.

Siglos después, la Ciudad de los Santos Reyes del Valle del Cacique Upar, hoy Valledupar, orgullosamente es conocida y reconocida como “La Capital Mundial del Vallenato”.

Está situada al norte de Colombia, en el Departamento del Cesar, del cual es su capital. Su extensión de 4.993 kilómetros cuadrados y su población está cercana al medio millón de habitantes.


Esta fue una de las diez primeras ciudades fundadas en el Nuevo Reino de Granada por el conquistador español Hernando de Santana, el 6 de enero de 1550, en el lugar donde ya existía un asentamiento de españoles y portugueses que se habían venido independientemente con explotadores como Francisco Salguero y Ambrosio Alfínger.

Su temperatura oscila entre 28 y 32 grados centígrados a la sombra. Bajo el sol se han llegado a registrar temperaturas superiores a 44 grados, mientras que las noches decembrinas traen vientos helados que la ponen en 24 grados. El Río Guatapurí es su riqueza natural emblemática y sus frías y transparentes aguas son una invitación permanente al baño.

El gentilicio de sus habitantes es valduparense, pero lo más popularizado es el trato de vallenato.

Su economía está basada en la agricultura y la ganadería de leche y carne. También se cultiva en grandes extensiones el arroz y la palma africana. Hay crías de ganado menor (cerdos y chivos) y de aves (pollos y gallinas ponedoras) y explotaciones de cantera (materiales de construcción, caliza, mármol y carbón) en pequeña escala.

Valledupar se destaca a nivel nacional por ser una ciudad urbanísticamente bien planificada, por la calidad de sus servicios públicos y por el aseo en la vía pública, características que le dieron el calificativo de la ciudad más limpia de Colombia en 1990. Además sobresale por su arborización general.

En distintos puntos cardinales la ciudad tiene acceso y salidas así: al nororiente, una vía (salida a La Paz) la comunica con el Departamento de la Guajira; al sur está la carretera (salida a Fundación) que conduce a Bosconia interconectándola con el interior del país y la Costa Atlántica, y al norte cuenta con las vías (salidas a Patillal y El Rincón) que llevan a las poblaciones ubicadas en las primeras estribaciones de la Sierra Nevada.

Su aeropuerto Alfonso López Pumarejo tiene operaciones diurnas y nocturnas.

Sitios Turísticos

El Balneario Hurtado en el río Guatapurí, al norte de la ciudad, sitio de confluencia de propios y visitantes donde se dice que habita una sirena.

La capital de la sierra Nevada de Santa Marta, Nabusímake, poblado arhuaco a 2.400 m.s.n.m., a tres horas de la ciudad, por la misma vía que nos lleva a la encantadora población de Pueblo Bello. Para llegar a ella tomamos la salida a Bosconia o de Fundación.

En el río Badillo, el Balneario La Mina, a 40 kilómetros de Valledupar por la salida a Patillal, misma carretera que conduce a Río Seco, La Vega, Atánquez y otros caseríos de indescriptible hechizo.

El pintoresco Manaure con su clima fresco, por una desviación en La Paz de la vía que va a la Guajira. Y en esta misma región encontramos a San Diego, La Tomita, El Plan, San José de Oriente y Media Luna, en la Serranía de Perijá.

La ciudad cuenta con dos centros recreacionales: La Pedregosa, en la vía a El Rincón, y el Parque La Vallenata, en la salida a Fundación.